Ni idea.

Muy a menudo me sorprendo cuando me oigo diciendo “no tengo ni idea“…. “no sé”…. “no lo sé”…    Y, que pasa en mi, en nosotros, cuando llegamos a esta manifestación de este momento concreto en mi, en mi vida, de sólo saber que no se?

Lo voy a asociar con una necesidad de entender o de saber y, a la vez, con la inquietud que puede producir lo contrario, el no saber, el no comprender, controlar; incluso, con la gran dificultad que tenemos de permanecer en la inquietud, en lo desconocido.

Nuestra mente tiene como trabajo  pensar,  esto siempre será así (igual que nuestro corazón late, nuestros pulmones respiran…. nuestro cerebro piensa). ¿qué ha ocurrido? algo  así como en las películas del futuro en la que los robot, que son creados para ayudar y servir a los humanos, se independizan y se vuelven contra ellos; así nuestra mente, nuestro pensar continuo, se ha independizado y no podemos controlarlo; es más, nos controla a nosotros llegando a desbordarnos.

Angelina1Cuántas veces te has dado cuenta de que no puedes dejar de darle vueltas a esto o aquello; que no puedes dejar de proyectar hacia el futuro, anticipándome a lo que sucederá, intentando que no ocurra lo que no te gusta, lo que temes; o cuántas otras veces traes una y otra vez al presente “ese hecho pasado que ha sido terrible” pero que ya no puedes cambiar….. cuántas veces, en cada momento del día, tu mente toma tu vida y tu te pierdes (y muy a menudo ni te das cuenta).

Queremos entender, comprender, justificar… montones de verbos a la cola esperando para aparecer…. y ahora, mi nueva propuesta (por llamarlo de alguna manera): “NO TENGO NI IDEA”, quedarte ahí y observar qué ocurre, o si ocurre lo que tanto temes que ocurrirá.

No tengo ni idea de dónde venimos, ni a dónde iremos…. no tengo ni idea porque me ha tocado un lugar concreto, un sistema familiar concreto, un destino concreto….. no tengo ni idea de porque he desarrollado un eneatipo concreto y no otro (aunque si puedes conocer más sobre ti, lo que te ayudará a encontrar tus miedos concretos. tus condicionamientos, que vienen asociados a nuestro eneatipo Puede ayudarte la lectura de “Tipos de personalidad”, Richard Risso y Russ Hudson)… no tengo ni idea de que ocurrirá mañana (básicamente ocurrirá lo de siempre, un lunes normal, una secuencia de causas y efectos…)

preguntas_dificil_salidaMuchas de las personas que comparten conmigo su trabajo personal me preguntan ¿Porqué esto?¿Porqué aquello?  pues lo siento, no tengo ni idea. Es más, aunque parezca raro, no creo que el porqué sea la pregunta o la postura “valida” para poder estar en lo que ESTA ocurriendo, para poder Vivir con mayúscula, en vez de sobrevivir.

Pero, si tengo una IDEA que es muy importante para mí: aprender, descubrir, poder, querer (y otro montón de verbos en cola, esperando) VIVIR en lo que en cada momento emerge (ocurre) en mi vida, en este momento, con estas personas, en estas circunstancias; esto es todo un arte.

Gastamos un montón de tiempo y energía en querer saber lo que a menudo no es posible, lo que pertenece a lo desconocido (al Misterio, dice un gran amigo mio), y en esa dinámica nos estamos siempre perdiendo la vivencia de lo que hay. No sabemos vivir sin entender lo que esta ocurriendo, en realidad no sabemos vivir sin creer que “controlamos nuestra vida”…. creo que somos bastante ingenuos, por no decir necios.

02704Creo (porque tampoco aquí tengo ni idea) que es  ” el fruto” de mi práctica zen el  que cada vez me aparecen menos este tipo de preguntas; es como que han dejado de emerger; y, en lugar de ellas, hay una sensación de ¿rendición?¿aceptación?¿tranquilidad?¿estabilidad?  difícil describir con palabras, mejor describo la cualidad que aporta la práctica a mi vida, a mi cotidianidad: confianza (¿en que? ¿en quien? ni idea) pero sé que produce tranquilidad; dicho de otra forma, certeza de que ocurre lo que puede ocurrir, no lo que yo quisiera que ocurriera, o certeza de que hay mucho más que no depende de mi que de lo que sí depende; de que por muy importante que sea para mí mi vida, soy una célula más de algo mucho mayor; de que cuando hay oleaje no puedo hacer mucho…. podré aprender a surfear, y cuando el viento para, no puedo más que disfrutar de la calma (Willigis Jäger, maestro zen; transmite esta enseñanza en sus charlas y libros, por ejemplo “Sobre el Amor“, “La ola es el mar“); estabilidad, que no depende de lo que está ocurriendo fuera (por supuesto que eso es importante, no se trata de pasotismo) sino de lo que he encontrado dentro, del anclaje en el SER, en la Presencia.

2643441231Confianza, certeza, estabilidad, transparencia… son cualidades del Alma, de la Esencia. Confianza básica llaman AH Almaas a la cualidad de poder descansar en lo que ES (Facetas de la Unidad“) y Sandra Maitri (“La dimensión espiritual del Eneagrama“). Recuperar nuestra verdadera naturaleza y desde ahí, la transformación es posible, el cambio de vivir desde la fijación del eneatipo a vivir desde el Alma.

Están en todos, pero no todos las podemos experimentar; incluso no siempre las podemos vivir.  Aquí si tengo idea: nuestra identificación con nuestra Personalidad nos cierra el acceso a ellas, a las cualidades del Ser.  Y tengo otra idea: es imprescindible (me atrevo a decir esta palabra, aunque parece un poco radical) un trabajo personal de autoconocimiento y de despliegue personal, que nos ayude a des-identificarnos del Ego y re-encontrarnos con la Esencia.

Es un camino largo, a veces duro y doloroso, sí. Pero sin duda válido y potente. En el camino nos encontramos todos y nos reconocemos.