Encuentro con Alexander Poraj. 19 al 21 de Julio

EMOCIONES, SENTIMIENTOS, PENSAMIENTOS…. 

              ¿CÓMO NOS AFECTAN A LA HORA DE TOMAR DECISIONES?

“Una de la mas corrientes dificultades de la vida cotidiana consiste en tomar decisiones. Queremos tomar las buenas, las correctas, las necesarias.  AsÍ lo deseamos…

Pero ¿cual es la medida o la referencia a la hora de hacerlo?  ¿Existe de verdad el libre albedrío?   ¿Que es la intuición? ¿Que son los condicionamientos?  ¿Que papel tienen los instintos, las emociones y/o los sentimientos en este proceso?

Como vemos, una simple toma de decisiones puede ser, y es, un proceso complejo , inconsciente y de suma importancia a la vez”.    Alexander Poraj

 

Quienes conocen a Alexander no necesitan presentación, no necesitan más… puede ser que “guste o no” su forma de trabajo; que “encaje o no” conmigo… eso es así; sin embargo, para muchos no hay duda de que bajo su aspecto serio (a veces puede parecer seco y distante) hay una mirada clara, concreta y rápida al núcleo del tema que se pretende tratar… y es que es hábil a la hora de no perderse en discursos o en rodeos.

Su Presencia, fruto de su práctica del zen (Maestro Dharma Zen de la línea de Willigis Jäger), es parte de su método, de su forma de trabajo. ¿Y?

La Presencia es algo así como una manera de “estar/ser” que aporta una cualidad de nitidez, apertura, concreción, profundidad, frescura… a la vez que permite sostener a la persona “casi sin que se note”, acompañándola a entrar en lugares difíciles y/o escondidos de su consciente.

Alexander Poraj es maestro zen, y eso se nota. No va por delante de la persona allanándole el camino… No da pistas para hacerlo más fácil… no da palmaditas en la espalda…

Su acompañamiento es simplemente eso, acompañamiento. Te acompaña mientras te pierdes, y mientras te encuentras; te acompaña mientras te caes, y mientras te levantas; te acompaña mientras lo pasas mal, y mientras lo pasas bien… no interfiere en el proceso, lo acompaña… porque sabe que es la forma en la que cada uno encuentra sus recursos, porque sabe que es la forma en que cada uno acaba creyendo en él, en que puede.

Un taller con Alexander es una buena forma de salir de la zona de confort para poder tomar conciencia de temas y/o situaciones que nos están limitando.

Indagación personal; constelaciones familiares; sentadas zazen; charlas; discusiones; serán nuestras herramientas de trabajo.

Te animo a este fin de semana diferente, en un entorno especial por la calidad humana de las personas que lo gestionan, y por la calma y tranquilidad que el espacio físico-geográfico aporta.